20 de octubre de 2017

#DailyLines (Adelanto) Libro Nueve: La familia reunida al fin. [SPOILERS]

Fuente/Source: Diana Gabaldon


 


#DailyLines #LibroNueve #VeYDileALasAbejasQuePartí #Feliz99CumpleañosClaire

Tenía una piedra bajo la parte derecha de mi trasero pero no quería moverme. El pequeño latido del corazón debajo de mis dedos era suave y constante, el latido de la vida y el espacio intermedio, infinito, mi conexión con la noche eterna y la llama que se elevaba.

"Mueve tu trasero un poco, Sassenach," dijo una voz en mi oído. "Tengo que rascarme la nariz y estás sentada en mi mano." Jamie movió los dedos debajo de mí y me moví por acto reflejo girando la cabeza hacia él mientras me desplazaba y acoplaba, sosteniendo a Mandy, completamente dormida en mis brazos.

Me sonrió por encima de la cabeza despeinada de Jem, flexionó su mano libre ahora y se rascó la nariz. Debía de ser bien pasada la medianoche, pero el fuego estaba todavía fuerte y la luz iluminó su incipiente barba y brilló tan suavemente en sus ojos como en el pelo rojo de su nieto y en los pliegues oscuros de su gastado plaid que había envuelto alrededor de ambos.

Al otro lado del fuego, Brianna rió, como lo hace la gente en mitad de la noche cuando hay niños durmiendo cerca.

Ella tenía su cabeza sobre el hombro de Roger, con los ojos medio cerrados. Parecía exhausta, con el cabello sin lavar y enredado, el fuego mostraba oscuros surcos en su rostro.... pero feliz.

"¿Qué es lo que encuentras gracioso, a nighean?" preguntó Jamie, cambiando a Jem a una posición más cómoda. Jem luchó todo lo que pudo para mantenerse despierto, pero estaba perdiendo la batalla. Bostezó enormemente y sacudió la cabeza, parpadeando como un búho aturdido.

"¿Qué es lo que tiene gracia?" repitió él, pero se apagó la última palabra dejándolo con la boca entreabierta y una mirada vidriosa.

Su madre soltó una risita, un hermoso sonido infantil, y sentí como Jamie sonreía.

"Le acabo de preguntar a papá si recordaba La Reunión a la que asistimos hace años. Los clanes estaban siendo llamados a una gran hoguera y yo le di una rama ardiente a papá y le dije que bajara al fuego y dijera que los MacKenzies estaban allí."

"Oh." Jem parpadeó una vez, luego dos, miró al fuego que ardía frente a nosotros, y un leve fruncimiento de ceño se formó entre sus cejas rojas. "¿Dónde estamos ahora?"

"En casa," dijo Roger con firmeza y sus ojos se encontraron con los míos, luego con los de Jamie. "Para siempre."

Jamie soltó el aire que yo también había estado manteniendo desde el atardecer, cuando los MacKenzies habían aparecido de repente en el claro de más abajo, y nosotros habíamos descendido volando la colina para encontrarnos con ellos. Hubo un momento de explosión de felicidad sin palabras mientras nos abrazábamos, y luego la explosión se agrandó cuando Amy Higgins había salido de su casa, atraída por el ruido, seguida de Bobby, luego de Aidan- quien había gritado al ver a Jem y lo había abordado haciéndole perder el equilibro- Orrie y el pequeño Rob.

Jo Beardsley estaba en el bosque cercano, escuchó el ruido y fue a ver..... y en lo que parecía haber sido un instante, el claro estaba lleno de gente. Seis hogares estaban al tanto de las nuevas noticias antes del anochecer, el resto se enteraría sin duda al día siguiente.

La efusión instantánea de la hospitalidad típica de las Highlands había sido maravillosa; las mujeres y niñas habían vuelto a las cabañas y habían cogido todo lo que tenían horneando o cocinando para la cena; los hombres habían recogido leña y -a petición de Jamie- la habían subido a la cima donde se veía el contorno de la nueva casa, y habíamos dado la bienvenida a nuestra familia rodeados de amigos.

Se hicieron cientos de preguntas a los viajeros, ¿de dónde venían? ¿cómo fue el viaje? ¿qué habían visto? Nadie preguntó si estaban contentos de volver a casa, eso todos lo daban por hecho.

Ni Jamie ni yo habíamos hecho ninguna pregunta. Había tiempo para ello -y ahora que estábamos solos, Roger había contestado a la única pregunta que realmente nos preocupaba.



19 de octubre de 2017

Diana Gabaldon revela detalles sobre la precuela de los padres de Jamie Fraser. [SPOILERS]


Cuando no está ocupada escribiendo la novena entrega de la saga Outlander, o publicando relatos que expanden el mundo de la misma, u observando detalladamente la serie de televisión que los libros inspiraron, Diana Gabaldon, no sabemos como, aún tiene tiempo para planear una nueva aventura, y esta vez es el turno de los padres de Jamie Fraser.

La autora dijo a RadioTimes que planea plasmar en papel la historia de Ellen MacKenzie y Brian Fraser, los padres del alter ego de Sam Heughan en la serie de televisión.

"Está más o menos enfocado en el primer levantamiento jacobita de 1715, que resultó en la batalla de Sheriffmuir", revela Gabaldon.

"Conocemos la historia a grandes rasgos: Brian MacKenzie llega al castillo Leoch y se enamora a primera vista de Ellen, y básicamente termina secuestrándola del castillo, bajo las narices de los dos hermanos de ella, con la ayuda de su amigo Murtagh." 

"La historia se trata de como ocurrió todo esto, y también de como es que Murtagh se convirtió en el padrino de Jamie debido a su amor por Ellen."

La escritora aún no anticipa cuando podemos tener en nuestras manos la novena entrega de la saga Outlander. Y ella aún no sabe como terminará.

El final de la saga de Jamie y Claire podría significar un nuevo comienzo para Gabaldon, quien tiene buenas noticias para aquellos fans que ven con tristeza el final de la misma.

"Ya que también escribo historias cortas, no significa que terminaré allí y jamás volveré a escribir sobre estos personajes. Siempre puedo mirar atrás y elegir algo de epocas anteriores en los libros", ríe.

"Mucha gente me pide que escriba una pequeña historia sobre un festejo de Navidad en el Cerro Fraser, y yo pienso 'no, no, no'. Saben, en realidad ellos no festejaban la Navidad porque son todos escoceses. ¡Ellos festejan Hogmanay!"

Fuente/Source: RadioTimes

11 de octubre de 2017

Outlander S4: Nuevos casting para la 4ta. temporada de la serie

Maria Doyle Kennedy (Orphan Black, The Tudors) interpretará a Jocasta MacKenzie, la tía de Jamie Fraser.


Ed Speleers (Downton Abbey) tendrá a cargo el rol del contrabandista irlandés Stephen Bonnet.

OutlanderS3: ¿Qué hay en un nombre? Los alias de Jamie Fraser, del Gorropardo a MacDubh, explicados.



Dentro de los muchos nombres del verdadero amor de Claire.

El artículo contiene SPOILERS hasta el EP3x05 de Outlander, Libertad y Whisky.

La escritora Diana Gabaldon se ha vuelto una gran experta en historia escocesa del siglo XVIII, gracias a la investigación realizada para las novelas de su saga Outlander, en las cuales está basada la serie de televisión del mismo nombre de la cadena STARZ. Debido a que la trama se desarrolla durante varias décadas, en lugares distintos, y durante épocas políticas turbulentas, los dos personajes principales debieron adoptar una cierta cantidad de nombres nuevos.

En el episodio del lunes, Claire finalmente regresa al siglo XVIII luego de pasar dos décadas en el XX. Ella estuvo separada de su esposo, Jamie Fraser, durante tanto tiempo porque creyó que había muerto en la batalla de Culloden, y cuando descubren que sobrevivió y estuvo en prisión, comienza a preguntarse si es posible que vuelvan a estar juntos. Finalmente, encuentra evidencia de un impresor de nombre A. Malcolm que publicó una frase que solo el Jamie de Claire hubiera sabido. Y resulta ser, en efecto, uno de los tantos alias de Jamie, lo que nos regresa al principio, cuando Claire ni siquiera sabía su verdadero nombre cuando se conocieron.


Jamie Fraser

Gabaldon otorgó deliberadamente este nombre a su héroe. Durante sus investigaciones, ella descubre que la historia real narra que solo a uno de los oficiales jacobitas heridos que se escondían en la cabaña se le perdonó la vida, un hombre del regimiento de Master of Lovat, y su apellido era Fraser. "Pensé que si Jamie iba a sobrevivir en Culloden, entonces su apellido debería ser Fraser." Y luego ella elige su primer nombre en reconocimiento al compañero escocés en Dr Who, que proviene de Escocia en el siglo XVIII.

Jamie MacTavish


Cuando Claire conoce a Jamie, él se presenta como MacTavish, porque ella es una sassenach y por ende no es de fiar. Después de todo, sobre él pesa una recompensa por su cabeza. Dato: En el episodio titulado "La Reunión" de la T1, Gabaldon misma tiene una aparición cameo y su nombre es Iona MacTavish

El Gorropardo


La explicación del porqué de este nombre es muy clara en la T3E2 "Rendición", cuando los casacas rojas están en busca del Gorropardo, un hombre que lleva un gorro de color marrón grisáceo para cubrir su cabellera pelirroja. Jamie, como fugitivo, tal vez no haya necesitado del gorro, ya que la suciedad misma hubiera cubierto su cabello. Y esto nos lleva a...

Jamie 'El Rojo'/Seumas Ruadh


El notorio highlander conocido como Jamie 'El Rojo' es claramente el apodo de Jamie por su cabellera pelirroja. Seumas Ruadh significa exactamente eso, en gaélico.

MacDubh


La serie de televisión introduce este nombre por primera vez en el episodio 3 de la tercera temporada, "Todas las Deudas Pagadas", cuando Jamie está en prisión. Es un nombre que revela el grado en el que los otros prisioneros conocen a Jamie; y mezcla un sobrenombre, linaje y gaélico todo en una sola palabra. El nombre del padre de Jamie era Brian (y es por eso que Claire nombra Brianna a la hija de ambos) y era conocido como Brian 'El Negro'. Esto hace que Jamie sea 'hijo del negro', o MacDubh en gaélico.

Alex MacKenzie y Alexander Malcolm


En lugar de ser enviado a las colonias de Estados Unidos cuando Ardsmuir deja de cumplir la función de prisión, Jamie pasó los siguientes años como mozo de caballeriza en Helwater, bajo el nombre de Alex MacKenzie, para así ocultar su notorio pasado. Una vez que cumple con los términos de su sentencia, él comienza un negocio como imprentero bajo el nombre de Alexander Malcolm. Ambos sobrenombres provienen del nombre completo de Jamie: James Alexander Malcolm MacKenzie Fraser.

—Durante tantos años he sido tantas cosas, tantos hombres diferentes... —Tragó saliva y cambió de posición—. Era tío para los hijos de Jenny, hermano para ella y su marido, «milord» para Fergus, «señor» para mis arrendatarios. «Mac Dubh» para los hombres de Ardsmuir y «MacKenzie» para los otros sirvientes de Helwater. Después, Malcolm en la imprenta y Jamie Roy en los muelles.
Me acarició lentamente la cabellera.
—Pero aquí —concluyó en voz tan baja que apenas pude oírle—, aquí, contigo en la oscuridad... no tengo nombre.
—Te quiero— le dije.” 

Diana Gabaldon, Viajera, capítulo 37 Qué hay en un nombre

Fuente/Source: indiewire

OutlanderS3: El cuerpo de Sam Heughan merece un premio Emmy en el EP3x05. [SPOILERS]


Necesitamos hablar un momento del cuerpo de Sam Heughan. Con el correr de los años, Outlander ha hecho mucho a su cuerpo y con su cuerpo. Lo han vestido y desvestido para complacer la mirada femenina. Ha sido brutalmente azotado y golpeado (y cubierto de cicatrices falsas). Como personaje, Jamie Fraser las ha pasado todas -se ha salvado por un pelo de morir en batallas y ha tenido que sobrellevar el dolor y el trauma de haber sido violado. 
También ha sido presentado como el gran hombre atractivo de las Highlands. Cuando no es su amada Claire quien muere de deseo por él, es Laoghaire, o Mary MacNab, o Geneva Dunsany, o lord John Grey. El cuerpo de Sam Heughan está al centro y al frente de Outlander. Como lo demuestra la primera fotografía de promoción del ansiado episodio 3x06 A. Malcolm.

En cambio, deseo hablar del cuerpo de Sam Heughan en una forma completamente distinta. Quiero hablar de lo fantástico que es Sam Heughan como actor en el aspecto físico. El lenguaje corporal es una parte importante en el arsenal de trucos de un actor, y es una cualidad que no se menciona demasiado. Un cambio en el peso, en la postura, el ángulo de un suspiro...son sutiles maneras en las que un actor transmite lo que ocurre dentro del personaje, sin siquiera decir una palabra. Y en el episodio de Outlander del pasado lunes, el lenguaje corporal de Sam Heughan fue simplemente maravilloso.


Cuando trataba de describirlo esta mañana, escribí, en mayúsculas, para que vieran el énfasis de mis palabras:

¿HAN VISTO COMO SAM HEUGHAN DEJÓ QUE SU ESPALDA HICIERA TODA LA ACTUACIÓN? SE MERECE UN 10. CUANDO CAE EN LA CUENTA DE LO QUE ESTÁ OCURRIENDO, DEJA QUE ESTO SE TRASLADE POR CADA UNA DE SUS VÉRTEBRAS, HASTA QUE EL PESO DE SU PROPIA EUFORIA SE VUELVE DEMASIADO Y SU CUERPO SIMPLEMENTE COLAPSA.

¿Estaba demasiado emocionada cuando lo escribí? No, porque estaba mirando la escena en la imprenta por enésima vez, y una vez más sentí que cumplió en todos los niveles. ¿Podría haberme ahorrado las mayúsculas? Posiblemente, pero debía ser fiel a mis emociones. ¿Sam Heughan hizo toda la actuación con su espalda? No, porque si observan con atención, verán que su mano, su cuello y su respiración también aportaron mucho. Y esto es lo que quiero decir. Esta es su reacción al escuchar por primera vez en 20 años la voz de su amor perdido. Puedes ver como los músculos de su cuerpo se ajustan ante el shock, y como su corazón absorbe lo que esto podría significar, y ver como su mente lucha con lo que vendrá. Puedes ver todo esto en tan solo unos pocos movimientos.

Eso... es lenguaje corporal.


Ahora, la escena en la imprenta es exitosa por una extensa variedad de razones técnicas. La química que echa chispas entre Sam Heughan y Caitriona Balfe, la cuidadosa manera en que el productor ejecutivo Ron D. Moore planeó esta temporada, para que este momento sea lo más dramático posible. La música de Bear McCreary. Las luces tenues. La posición de Jamie y Claire (ella en lo alto, y él en el piso de abajo)...como Romeo y Julieta en la escena en el balcón. Todas estas fuerzas conspiran juntas para darnos una catarsis emocional como nada que haya visto jamás, excepto por los finales felices de los cuentos de hadas de mi juventud. Pero sigo volviendo a como el moderado lenguaje corporal de Sam Heughan me llevó, como televidente, hasta el límite. La contención cuidadosa que tiene de su cuerpo cuando lo hace girar... el miedo y la duda en sus cejas, que pronto se transforman en asombro y adoración al darse cuenta que está mirando al gran amor que creía perdido... el cómico giro de su desmayo.


Hasta este punto, Jamie no ha dicho nada directamente a Claire, pero nosotros sabemos exactamente la montaña rusa emocional en la que ha estado durante los últimos 90 segundos. Todo esto es el cuerpo de Sam, hablando.

Ya es hora de darle un Emmy al cuerpo de Sam Heughan, por favor. Él -y su cuerpo- se merecen al menos uno.


Fuente/Source: Meghan O'Keefe para Insider