19 de septiembre de 2017

Caitriona Balfe y Tobias Menzies analizan la disolución del matrimonio de Claire y Frank.


[ATENCIÓN: SPOILERS DEL EP302 Y LA TERCERA TEMPORADA.]

El productor ejecutivo Ron Moore y las estrellas Caitriona Balfe y Tobias Menzies analizan los eventos importantes del segundo episodio de la tercera temporada. 



En lo que a amor se refiere, Jamie (Sam Heughan) y Claire (Caitriona Balfe) han renunciado a encontrarlo nuevamente en Outlander. Ahora que están separados por el tiempo (¡más de 200 años!) y el espacio (Jamie escondido en su casa en Lallybroch, Claire en Boston), la antigua pareja ha abandonado toda esperanza de volver a verse.

El último episodio del drama de viajes en el tiempo de Starz comenzó seis años después de que Jamie se despidiera de Claire en Culloden, y mientras él todavía la espera, se ha convertido en un hombre muy diferente. Aún es un fugitivo tras la guerra, por lo que está obligado a vivir en una cueva. Pero pronto comienza a ver la carga que eso supone para su hermana Jenny  (Laura Donnelly) -particularmente después de que da a luz a otro niño- y las consecuencias que otros deben pagar por mantenerlo escondido -como Fergus (Romann Berrux) a quien los soldados le cortan una mano cuando llevaba provisiones a la cueva. Así que decide entregarse, a pesar de que Jenny le pide que lo reconsidere.

Al mejor estilo James Fraser, se entrega con un fin: obliga a su hermana a que lo "traicione" y le de a los soldados británicos la información de cuándo volverá a Lallybroch. Él es inmediatamente arrestado (tal como fue planeado), y después de fingirse herido por la "traición" de su hermana, ella es recompensada con dinero muy necesario para alimentar a su creciente familia.

Mientras tanto, Claire intenta darle otra oportunidad al matrimonio con Frank (Tobias Menzies). Comienza a dormir otra vez con él, pero él cree que ella está imaginando todo el tiempo que está con Jamie. El episodio termina con un engaño: Frank y Claire van a la cama, se desean amablemente buenas noches... pero luego la cámara se aleja y revela que ahora duermen en camas gemelas. Pueden continuar casados y criar juntos a su hija, pero su relación romántica ha terminado oficialmente.

Eso le permite a Claire concentrarse en ser parte de algo más grande: la escuela de medicina. Allí conoce a un nuevo amigo, Joe Abernathy (Will Johnson), con quien se une rápidamente debido a que comparten la condición de marginados, por ser un afroamericano y una mujer en un campo dominado por los hombres blancos.

The Hollywood Reporter se sento junto a las estrellas de Outlander, Balfe y Menzies, y con el productor Ron Moore para analizar la disolución del matrimonio de Claire y Frank, el nuevo propósito de Claire de convertirse en doctora y mucho más.

Ahora que Claire y Frank duermen en camas separadas, ¿cómo se siente Frank acerca de su matrimonio? ¿Espera que aún se puedan arreglar las cosas?

Menzies: En esencia, se han asentado en algo muy amigable. Hay mucho afecto y funcionan bien como un equipo. Están haciendo un gran trabajo criando a Brianna. Pero no, eso se ha acabado y él está viendo a otras personas. Eso se verá más adelante en la serie. Es un matrimonio extraño, en ciero modo bastante moderno, pero Frank es realista. No es iluso. Prefiere eso, tener a Claire y a Brianna en su vida. Tiene mucho por lo que estar agradecido, pero está con una mujer que no lo ama. En definitiva, cuando conoce a alguien que pueda darle eso, lo toma.

¿Qué pensaste acerca del giro con las camas gemelas cuando leíste el guion para este episodio? 

Balfe: Me encantó. Es un gran cambio con respecto al libro, por lo que primero fue como, "¿Qué? ¡No!" Porque hay un escena en el libro que me gusta mucho, y es que la noche antes de que Frank y Claire tengan "la pelea", ellos aún comparten la cama. Siempre pensé que sería una escena interesante. Pero creo que en términos televisivos necesitas una escena como esa para explicar lo alejados que están. Y en realidad fue la última escena que filmó Tobias.

¿Eso lo hizo más emotivo? 

Balfe: Honestamente, fue un día divertido, porque necesitaban obtener esa toma de él mirándome y que yo me girara sin expresión. Tuve el peor caso de risas. Lloraba de tanto que me reía. Entonces  [el productor] Matt B. Roberts y yo decidimos que haríamos una toma donde yo me girara y le dijera "adiós" después de que él dijera "buenas noches", entonces tuve lágrimas verdaderas. Esa escena es muy preciada para mí.

En este episodio Claire finalmente se apodera de su futuro yendo a la escuela de medicina para convertirse en cirujana. ¿Qué la impulsó a actuar ahora?  

Balfe: Claire se da cuenta de que nunca será feliz siendo solo una madre que se queda en la casa. Por más que ame a su hija, no es suficiente para ella. Y también porque ha cerrado la puerta de ese lado de sí misma, su pasión sexual y todo eso, y necesita un canal para toda esa energía que tiene. Creo que cuando el Decano la menosprecia en el primer episodio, ella decide que va a ir a la escuela de medicina. En este episodio vemos la manifestación de esa decisión y me encanta. Es una parte muy importante de la personalidad de Claire. Su deseo de curar y cuidar a la gente es parte de su identidad. También es muy revelador el momento en que Joe y ella son marginadoa de la clase. Es agradable ver esas reacciones sociales sin sermonear al respecto. Tratamos de mostrarlo sin comentar demasiado.

¿Cómo con el parto de Claire en el primer episodio? 

Balfe: Exactamente. Podría hablar de eso durante horas.

Cuando se emitió el primer tráiler de la tercera temporada, me sorprendió la forma en que Jamie es arrestado, porque parecía ser una gran desviación con respecto al libro. En el libro él arregló que Jenny le diera su ubicación a los soldados para que lo arrestaran en el camino, pero en el tráiler parecía que Jenny realmente lo había traicionado al ser emboscado en Lallybroch. Por supuesto,  en este episodio, se reveló que el arresto había sido organizado por Jamie para que Lallybroch pudiera obtener el dinero de la recompensa. ¿En qué medida están obligados a seguir los libros en estas situaciones? 

Moore: Casi se nos permite hacer lo que queremos. Siempre intentamos hacer primero la versión del libro. Hacemos cambios porque por alguna razón no funciona, o tal vez cambiamos un personaje, lo que significa que debemos seguir un camino diferente -como que nuestro Murtagh [Duncan Lacroix] está vivo, y eso claramente es un cambio en la historia.

¡Un giro! 

Moore: Y nuestro Frank, que en la primera temporada sabe ciertas cosas que el Frank de los libros no sabía, así que tienes que seguir adelante, independientemente de que en el libro suceda así o no. Siempre sentimos que estamos haciendo una adaptación. No estamos haciendo algo de forma libre. Comenzamos viendo cuáles son las escenas del libro, cuál es el orden de los eventos y lo ponemos en un tablero. Luego vemos lo que no funciona, y cambiamos las cosas. Siempre tratamos de trabajar con lo que tenemos. Nunca decimos: "Oh, vamos a deshacer esto y hacer otra cosa." 

17 de septiembre de 2017

Sam Heughan, la estrella de Outlander, habla sobre la desesperación de Jamie, la diferencia al amar a Claire la segunda vez, el viaje a Jamaica y más.

Fuente: Parade

SPOILERS VIAJERA Y TERCERA TEMPORADA.



Contra todo pronóstico, Jamie Fraser (Sam Heughan) sobrevivió a la Batalla de Culloden y llegó a su hogar al final del primer episodio de la tercera temporada de Outlander. Su vida pende de un hilo -y no por falta de intentar morir- pero cuando comienza el episodio 2, Jamie se ha trasladado de Lallybroch a una cueva en las colinas sobre su casa para mantener a salvo a su familia. 
Esconderse de los Casacas Rojas, que todavía están buscando traidores, es una vida solitaria, y el Dunbonnet, como ahora es llamado Jamie, se cansa de su situación e idea un plan para cambiar las cosas. 

En una entrevista exclusiva con Heughan en la Comic-Con, Parade habló con el escocés sobre la esperada confrontación de Jamie con Black Jack Randall (Tobias Menzies); su desesperación al vivir y saber que Claire (Caitriona Balfe) también lo hace, pero tan lejos en el futuro que no puede llegar a ella, así que podría estar muerta; las escenas más difíciles de la tercera temporada; y más.

La tercera temporada es diferente porque al principio Jamie y Claire no están juntos, pero no están solo separados, están en diferentes tiempos. ¿Cómo manejan eso? Hay mucho sufrimiento involucrado. Es como si alguien hubiera muerto. 

Él sabe que ella ha regresado para vivir su vida y cuidar a su hijo por nacer, pero para él, ha muerto. Él va al campo de batalla a morir, básicamente va a suicidarse, porque conoce cuál es el desenlace. Va a permanecer con sus hombres. Es lo que honorablemente hay que hacer. Él no espera sobrevivir, así que ahí está el problema: ¿Cómo sobrevives al haber perdido a la persona que amas? 
Por supuesto ella vive en su recuerdo y él está completamente enamorado de ella, pero no va a volver a verla, y tiene que acostumbrarse a eso. En el tercer episodio, "Todas las deudas saldadas", cuando piensa que podría haber regresado y continúa con esta tontería de tratar de encontrarla, él realmente se da cuenta, "¿Sabes qué? Ella está muerta. Se ha ido." Creo que eso es todo y tiene que seguir adelante. Por lo tanto, es una especie de muerte.


Un gran suceso en la temporada es la Batalla de Culloden. ¿Cómo fue filmar eso? 

No se cuenta lo que sucedió, pero lo que hace maravillosa a esta historia es como se teje el final de esta gente que hemos aprendido a querer, y el final de su cultura. Se entrelaza muy bien con lo que está pasando en Boston. 
En el campo de batalla, Jamie se está desangrando y se acerca cada vez más a la muerte. Cuando Claire aparece [en una visión] es en el momento en que él toma su último aliento, y está a punto de ser liberado a las estrellas, los cielos, o lo que sea, y entonces aparece Rupert. 

Me encantó ese momento en el que Jamie y Black Jack cruzan sus miradas y sabes que su enfrentamiento es la culminación de todo lo que ha sucedido en su relación. 

Trabajamos en ello durante un tiempo, hay algo de agotamiento, de intensidad, y mueren en ese abrazo. Hay muchos abrazos involucrados. Debido a su pasado creo que es un momento muy interesante cuando Tobias casi dice "Claire". Cuando está tan fuera de sí y es casi su último golpe, creo que dice "Claire". Estoy bastante seguro de que ese día pensé, "Eso es lo que estás haciendo". Puede que no lo sea, pero así fue como lo interpreté. 

En la vida real solo ha pasado un año desde la segunda temporada, pero sus personajes han envejecido 20 años cuándo vuelven a encontrarse en la tercera temporada. Cuéntame cómo es interpretar a un personaje a una edad más avanzada y si es más maduro el amor cuando vuelven a encontrarse. 

Creo que definitivamente han madurado. Cuando comenzamos, ella era una mujer más experimentada, él era joven y se enamoran. Su amor era nuevo y se encontraban por primera vez. Esta vez, han vivido sus vidas por separado, así que tienen que reconectarse, "Oh, eres tú. Conozco a esta persona." Hay mucha felicidad, pero luego hay que redescubrirse. Hay paralelismos con la primera temporada, incluso en la forma en que se han escrito, filmado y editado los episodios.

Lo que todo el mundo quiere ver es el encuentro en la imprenta. ¿Cómo es? 

Es genial. Hay mucha anticipación con ese momento pero, honestamente, para mí no es el momento. Personalmente, no lo es. Creo que es todo lo que sucede antes y todo lo que sucede después. Por supuesto que, para él, el momento en que se ven es un verdadero shock.


¿Cómo fue trabajar en esos barcos en Sudáfrica? 

Estaba muy entusiasmado con ir a nuevos lugares. El show comienza en Escocia y trata sobre sus personas y este lugar particular. Al final de la temporada hemos llegado a América, así que es un Nuevo Mundo. Hay mucho por explorar. 
Lo único a lo que el espectador puede anclarse es a los personajes. Todo lo demás es nuevo y creo que hay muchas opciones que podrían explorarse en la próxima temporada. Obviamente, tenemos que seguir los libros, pero ha sido muy bueno incorporarar a estos personajes, que creemos que conocemos, y lo hacemos, pero los vemos en situaciones diferentes. ¿Quién hubiera sabido que Jamie era un buen marinero? Eventualmente. [Risas] Al principio es terrible. 

Debido a que han tenido tantas aventuras. ¿Crees que podrían sentarse a vivir una vida tranquila?

Eso es lo que quiere Jamie. Lo ha estado deseando. 

¿Es lo que él cree que quiere o lo que realmente quiere?

Es lo que él cree que quiere. Solo quiere estar en casa. Lo ha dicho en cada temporada: "Solo quiero estar en casa y tener cientos de niños y una vida tranquila." 

¿Cuáles fueron las escenas más difíciles que tuvieron que grabar esta temporada? 

Siento que el final fue lo más difícil. Fue físicamente duro. Sin adelantar demasiado, hay muchos climas diferentes en el último episodio, y fui golpeado físicamente al final. Por ejemplo, incluso nuestro primer día de rodaje en el barco fue increíble. Te paras en esos barcos, que están realmente sobre ruedas en el medio del desierto, pero de alguna manera, con el viento soplando y las velas izadas, se siente como si estuvieras en esta increíble embarcación, y de pronto tienes cañones de agua y rociadores. 

¿Te lesionaste esta temporada? 

Es un show muy físico. Es todo muy físico entre Caitriona y yo, y usualmente en los lugares más incómodos. Puede ser genial para la cámara tener relaciones en el piso, en una alfombra o en un bote, pero en realidad es muy incómodo. Regresas a tu casa y dices, "Tengo quemaduras de alfombra", "Tengo moretones." 

La última temporada tuvimos la hermosa ropa de Francia. Este año Jamie pasa mucho tiempo viviendo en una cueva y en prisión. ¿Cómo es tener un aspecto totalmente diferente? 

En mi caso, la apariencia de Jamie cambia mucho esta temporada porque él interpreta a diferentes personas. Él no quiere ser Jamie. De hecho, pasa por diferentes nombres esta temporada. Me gustó el Jamie de la cueva, pero fue horrible. Es muy incómodo tener una barba pegada a tu cara y una peluca, pero todo ayudó al personaje del Dunbonnet. Es bueno poder hacer algo diferente y creo que ha sido una buena evolución en cada temporada. Jamie lleva la misma ropa que usó en la segunda temporada y ahí está la gracia. En la segunda temporada era ropa francesa, hermosa y limpia, y hacia el final de la tercera temporada, la ha llevado por 20 años, tiene agujeros, está cubierta de polvo, ha sido cosida y se ha estropeado. Es increíble ver hacia dónde ha ido esa ropa. Cuenta una historia.


¿Cómo es ver a Claire en el futuro cuando miras los episodios? 

Senti "Es tan adelantada a su tiempo. Es una pionera." Porque generalmente vemos a Claire en el pasado y es del futuro. De alguna manera damos por sentado que está haciendo esas cosas porque es del futuro.  Pero en realidad, en su propio tiempo, aún empuja los límites y creo que es realmente interesante. No tiene filtros, tiene una mentalidad muy avanzada y creo que es asombroso. Está inspirando a la gente. 

Outlander podría tener 10 libros. ¿Estarás ahí todo el tiempo? 

Hemos firmado por siete. Estamos a punto de hacer la cuarta temporada. 

Actualmente estás filmando "The Spy Who Dumped Me". 

Tuve mucha suerte al poder compatibilizarlo. Sí, soy muy afortunado. La lección más grande que he aprendido al hacer este otro trabajo es ver lo bueno que es Outlander. Porque hace que te des cuenta lo eficiente que es, la cantidad de planificación que tiene y lo enorme que es la producción. Tenemos que filmar, básicamente, un episodio cada mes. Es ridículo lo mucho que tenemos que hacer. Es increíble que se haga.

12 de septiembre de 2017

Los protagonistas de “OUTLANDER” hablan sobre sueño, amor, tristeza y la nueva temporada.

Fuente: Variety 
Traducción: Rosana Ardanaz Arranz. 

[SPOILERS VIAJERA Y TERCERA TEMPORADA.]


Si crees que Sam Heughan no es el tipo de tío que llevaría un tatuaje temporal color oro brillante en honor a la serie de TV en la que participa, estás equivocado sobre la estrella de Outlander. 


En un hotel cerca del centro de convenciones de Comic-Con en San Diego –donde los actores y productores fueron invitados a una recepción digna de estrellas de rock en julio- Heughan llega a esta entrevista después de haber asistido al panel luciendo un tatuaje de Outlander en el bíceps. Y aunque sus compañeros de reparto Caitriona Balfe y Tobias Menzies no los llevan, están igual de encantados de hablar del pasado y futuro de Outlander, que regresa el lunes a las pantallas para su tercera temporada. 

Si hay algo claro sobre estos tres actores, es que son responsables para con la serie y que se toman a sus fans muy seriamente. Todos están encantados de gastarse bromas unos a otros: en un determinado momento se ponen a hablar sobre cómo Sam vencería la superioridad de Tobias jugando al tenis a base de perseverancia pura y dura. 

Pero los tres se ponen pensativos y serios cuando se les pregunta sobre las complicadas vidas de los personajes que representan. Durante las dos temporadas pasadas de la serie, se hizo patente que todos ellos han trabajado muy duro para que los vínculos emocionales entre los personajes fueran reales e incluso un poco impredecibles. 

A medida en que se desarrolla la tercera temporada, Claire ha de lidiar con lo que ella piensa que es su separación definitiva de su marido del siglo XVIII, Jamie Fraser. En el Boston de mediados del siglo XX, Claire da a luz a la hija de Jamie, Brianna, y se construye una vida nueva en una comunidad médica que a veces le es hostil. Aun así, su carrera va mejor que su difícil relación con Frank, quien nunca puede estar seguro de lo que está pensando su mujer, en el pasado con su marido escocés o en el presente, con el hombre con el que se casó antes de que conociera a Jamie. 

El primer episodio de la temporada pone en movimiento muchas nuevas líneas en la trama y cierra otras. Pero esa es una de las características de Outlander: el cambio es inevitable y a veces bastante drástico. 

Si pudieras viajar en el tiempo, hacia atrás, hasta el día antes de empezar a filmar Outlander, ¿qué consejo os daríais a vosotros mismos? 

Balfe: Duerme.
Heughan: Si, yo también.
Balfe: Nunca más vas a dormir (risas). ¿Es cursi decir “confía en tu instinto”?
Heughan: Creo que no me diría nada a mí mismo. Sé que suena afectado, pero ha sido una aventura tan maravillosa….ya son cuatro años (el anuncio de la elección de Heughan para el papel se produjo el 9 de julio de 2013).
Balfe: También pienso que nuestra ceguera  e inocencia nos ayudaron. 
Heughan: Si, hemos ido creciendo con la serie. Nuestras vidas han cambiado con ella, y ha sido claramente beneficioso e informativo. Pero dormir es sin duda una prioridad. 
Menzies: Supongo que, quizá, me diría a mí mismo: “Disfruta un poco más”. Imagino que es el mejor consejo para todo, ¿no? Preocúpate menos, simplemente disfruta. Pero puede que te metas demasiado en ello, quieres que sea la mejor serie que se haya hecho nunca. Creo que todos queríamos apasionadamente que fuera la mejor posible. Y ha merecido la pena. Porque que había muchísima gente que pedía mucho de ella. 

Suena como a mucha presión. 

Menzies: Mucha presión, la que nos poníamos nosotros.
Balfe: Creo que todos luchamos duro por lo que creemos, por lo que creemos que hará que las cosas mejoren. Todos intentamos asegurarnos de que estamos trabajando lo mejor que sabemos. 
Menzies: ...Porque…mira, esto podría ser una serie totalmente diferente. Totalmente. Estoy muy orgulloso de lo que hemos hecho. 


Todas las piezas van encajando pero, ¿sentís a veces como si estuvierais haciendo varias series a la vez? Hay batallas, distintas épocas y localizaciones que van desde Versalles a la campiña escocesa o al Boston del siglo XX. 

Heughan: Creo que para los diseñadores y los encargados del vestuario cada temporada parece una serie completamente distinta. Hablan de ello a menudo. En la temporada dos, tenían que centrarse en Francia. En esta, la segunda parte transcurre en Jamaica. ¿Puedo decir eso?
Balfe: Si. Es Boston y luego Jamaica.
Heughan: Así que no es una serie en la que puedas volver siempre al mismo plató. Cada vez empiezas de nuevo. Es como una serie nueva cada vez. 
Menzies: Creo que en esta temporada todo se mueve incluso más que en las otras. Pero eso es algo que lo ha habido en todas. Cada episodio es diferente. En la T1, todo transcurría en un castillo. También en los años 40. Y entonces se viajaba por Escocia, siempre moviéndose. Siempre: “¿Cuál es el nuevo reto para este episodio?”  Esta temporada, el episodio 4 es para mí como Downton Abbey. Transcurre en una hacienda. Y entonces, de repente, estamos en Edimburgo. Tuvimos suerte con la serie. No estamos todo el tiempo metidos en un plató, siempre el mismo, y haciendo lo mismo. Siempre hay algún desafío nuevo. 


¿No os desorienta a veces un poco? ¿Echáis de menos los ritmos o la relación que teníais con la gente con la que trabajabais regularmente? 

Balfe: Sí. Esta temporada creo que más que la última. Hacia el final de la temporada, trabajamos con un grupo de personas totalmente diferente. Y Sam y yo, un par de veces, no estamos juntos en el episodio.  Al comienzo de la T3, para mí no fue tanto cambio, porque empezamos la T1 con Claire y Frank. Empezamos la T2 con Claire y Frank (como sucede con la T3). Así que no me pareció tan diferente. Y aunque los paisajes y las localizaciones cambien, nuestros personajes siempre tienen una línea de argumentación fija. Y eso es lo que no cambia en esta serie. Eso hace que no sea tan confuso para el actor. 
Pero,  desde luego, lo que sí que es un reto muy grande es cuando estás en diferentes tiempos. Cuando estás actuando algo de 1940 y 1950, y vuelves y estás en 1960, estás intentando mantener una línea consistente en el personaje, en términos de su vida, y en lo que quieres añadir si son algo mayores o más jóvenes. 
Heughan: Esto ha sido un desafío importante en esta temporada: vamos a envejecer mucho.
Balfe: Y rápidamente, además.


Menzies: Al mismo tiempo, había una unión muy fuerte en la T1 entre el elenco. Decir adiós a los actores cuyos personajes aparecían en la T1, para mí y creo que para la mayor parte del equipo, significó perder eso. 
Balfe: En la T1, era nuevo para todos. Habíamos empezado esta aventura juntos. Todo era nuevo, y eso ya no lo consigues más. 

Sam, una de las facetas de tu personaje esta temporada es Jamie, el hombre de las cavernas. A los fans les va a encantar ese Jamie primitivo. Bueno, en serio, en un momento dado cerca del inicio de la tercera temporada, encontramos a un Jamie muy serio. ¿Está paralizado por la pena? 

Heughan: Si. Al principio, acaba de salir de la batalla de Culloden. Está vivo pero herido. Y ha perdido a Claire. En el segundo episodio, yo quería que estuviera casi paralizado por la pena. Casi está muerto en vida. Está en estado de shock. 
Menzies: Recuerdo que luchaste para eso. Hablaste con los guionistas y les dijiste: “no me puedo recuperar de esto demasiado rápidamente”. Ayer por la noche estaba viendo ese episodio, y salió tan bien….Jamie cambió. Hay un silencio a su alrededor que resulta inquietante. 
Heughan: Si, en realidad tiene gracia. Vuelves a ver estas escenas y piensas: "Me hubiera gustado que…" esa versión de Jamie tenía tanto pelo que no se le podían ver bien los ojos, y creo que a veces no sientes lo que le pasa. Pero está perdido en su dolor, y tiene visiones de Claire. De hecho, hay un momento en el que él la ve. Y pienso que él realmente cree que eso sucede todo el tiempo, que la está viendo. En el episodio, él vive de estas visones. Está satisfecho en las sombras, perdido en los recuerdos de alguien a quien amó en tiempos más felices. No quiere afrontar la realidad del mundo, así que se encuentra a gusto psicológicamente preso. 


Caitriona, incluso después de que Claire llegue a Boston con Frank, ¿crees que siempre pensó en volver con Jamie? ¿En encontrar el camino que le llevara a él otra vez? 

Balfe: No creo que pensara que Jamie había sobrevivido. Ella cree al 100% que él ha muerto. Todo lo que ha leído sobre Culloden, todo lo que ha oído, es que los Highlanders fueron aniquilados. Que nadie sobrevivió. Y creo que conoce a Jamie tan bien que sabe que él habría luchado hasta la muerte. 
Heughan: Él no habría dejado atrás a sus hombres. 
Balfe: Creo que si ella hubiera tenido el más mínimo indicio de que él hubiera sobrevivido, habría  sido mucho más difícil intentar construir una vida nueva con Frank. Es viuda, y por el bien de su hija tiene que intentar crearse una vida nueva. Las mujeres tienen esa fuerza. Claire es una superviviente, y todos hacemos cualquier cosa por nuestros hijos. Así que creo que esa es la única manera que tiene de poner sus recuerdos de Jamie en un cajón, por así decirlo. No es que él deje de estar en sus pensamientos, no es eso. Pero creo que si ella hubiera pensado que estaba vivo, que podía volver, esa vida no habría sido posible. 
Heughan: Es una muerte para los dos, ¿a que sí?
Balfe: Sí. Eso es realmente lo que yo quería comunicar. Como las personas siguen viviendo después de perder el amor de sus vidas. Es algo realmente interesante. Le pasa a la gente todos los días. Vemos a gente…incluso en los peores lugares, en los más devastados por la guerra, que se levanta y sigue con su vida. Y eso es algo fascinante sobre el ser humano. La habilidad para continuar. Es increíble.


Menzies: Además, en el primer episodio, tienes un nacimiento. Y eso es la más pura expresión del renacer. 
Heughan: Ella necesita poder tener esperanza.
Balfe: Ese ser es parte de Jamie. Y eso es lo que hace que la relación entre Brianna y Claire sea tan complicada. De una forma bastante peculiar, Frank y Bri tienen una unión muy fuerte, porque para Claire tiene todas estas complicaciones. Brianna es un recordatorio constante de Jamie, pero no puede celebrarlo, ni siquiera reconocerlo de alguna manera. Así que se convierte en un dilema interno muy difícil. Especialmente para alguien como Claire, que es tan apasionada. Incluso antes de Jamie, con Frank, su sexualidad y todo eso era una parte tan importante de ella. Y después de ir a Boston esa parte de su ser la pasa a un segundo plano. Es trágico. Los ves en camas separadas, ese tipo de cosas. 
Heughan: Es triste.
Balfe: Lo es.


Menzies: La línea argumental de Boston tiene también algunas complicaciones modernas: la idea de una madre que no está todo el rato en casa siendo una madre para esa hija. 
Balfe: Sí. En el libro hay escenas tan buenas en las que ves más de la lucha de Claire como madre trabajadora. A causa de las restricciones de tiempo en la televisión, no ves en realidad mucho de Claire en este aspecto. Sólo ves esa única escena de su primer día en la universidad y la condescendencia del profesor. De ahí se ve lo dura que es para ella esa aventura, las batallas que va a tener que luchar para convertirse en doctora en aquellos tiempos.

Gran parte del show va sobre Claire y Jamie en situaciones que no pueden tolerar, por lo que tienen que luchar y buscar un compromiso. 

Balfe: Pero creo que Claire tiene una vocación. Ese es su motor. Algunas personas simplemente nacen para hacer lo que hacen. Y ella nació para ser sanadora. Y no importa donde esté, encuentra la manera de serlo. Cuando conoce a los colegas de Frank, y el Director la menosprecia y menosprecia el mero hecho de que haya estudiantes femeninas de medicina, ese es el día en que ella decidió: “¡Jódete, voy a ser médico!”


Heughan: Lo que es gracioso es que Jamie en realidad nunca quiso involucrarse en todo esto. Él nunca quiso formar parte de los jacobitas, sólo quería una vida fácil. Quería estar con su mujer. Es simplemente el destino, y la historia le obligó a llegar a ese punto. Cuando le volvemos a ver (cuando es más viejo), está imprimiendo material sedicioso. Es un rebelde otra vez. Pero él solo quería volver a casa, a Lallybroch. Pero la historia la obligó a esa situación. 
Menzies: No es el ego lo que le mueve, ¿verdad?
Heughan: No. 

10 de septiembre de 2017

Out of the Highlands: Preguntas y respuestas con las estrellas de Outlander.



[ATENCIÓN: SPOILERS VIAJERA Y TERCERA TEMPORADA.]




Los actores Sam Heughan y Caitriona Balfe y el guionista Matthew B. Roberts, hablan sobre la tercera temporada, Escocia después de Culloden y la resistencia y el gran alcance de la cultura escocesa. 


"El paisaje ha cambiado en Escocia," dice Sam Heughan. Él se refiere a abril de 1746: el Levantamiento Jacobita ha concluido en un sangriento campo de batalla, y las cosas están a punto de ser aún más difíciles para los Highlanders y su cultura. A partir de este difícil período en la historia escocesa, se desarrolla la nueva temporada del fenómeno de ficción histórica. 
Al comienzo de la tercera temporada Jamie y Claire están separados a través de los siglos. Cuando finalmente se reencuentren, seran dos personas distintas, en una época muy diferente: Escocia después de Culloden. Como siempre sucede con Outlander, es un momento y lugar que ha sido profundamente investigado, "porque la historia es una de las mejores herramientas para un escritor de ficción," dice el guionista, director y productor ejecutivo Matthew B. Roberts. 

British Heritage Travel: Esta nueva temporada comienza con la Batalla de Culloden. ¿Cómo recrearon esta sangrienta y caótica pelea? 
Sam Heughan: Fue lo primero que filmamos para la tercera temporada. Es parte de nuestra historia, la historia de Escocia; y todos, no solo los actores, también los extras y el equipo, estábamos muy entusiasmados por filmar esas escenas, ya que hemos estado hablando de ello durante dos temporadas. En realidad esto no aparece en el libro; Jamie solo despierta en el campo de batalla. Tuvimos un par de semanas de ensayo, porque había bastantes elementos diferentes en ella, diferentes peleas.
Matthew B. Roberts: Tuvimos unos 200 extras, actores de reparto, y los llevamos a un campamento de entrenamiento. Los entrenamos con mosquetes, espadas y hachas, y todas las armas que usarían. Los introdujimos en las típicas cargas de los Highlanders antes de filmar. Lo divertido de las batallas es que todo el mundo se ensucia y todos tienen barba. Es muy difícil reconocer a la gente. 

"BJR [El enemigo de Jamie. Interpretado por Tobias Menzies. Ver siguiente imagen.] está en la batalla, así que es un momento bastante satisfactorio," dice Heughan.


BHT: Claire incluso aparece, como consecuencia de una visión de Jamie herido, cuando él se encuentra entre los muertos. 
Caitriona Balfe: Fue un día extraño. Fue una de mis primeras semanas tras el regreso y los muchachos habían estado filmando las escenas de la batalla. Era de noche, hacía muchísimo frío y esos pobres extras estaban ahí, en esas delgadas alfombras.
En una toma fue bastante gracioso. Yo estaba caminando a través del lugar y alguien, obviamente, se había quedado dormido, y todo lo que podía escuchar era el ronquido más alto viniendo de uno de ellos. Estás tratando de ser etérea y de hacer ese momento tan mágico como sea posible, y entonces todo lo que se puede oír son ronquidos.
Realmente fue bastante espeluznante ver todos aquellos cuerpos esparcidos a través del páramo.

BHT: Las consecuencias de la batalla, la forma en que los jacobitas fueron tratados por el ejército de Cumberland, es brutal en la serie. 
Roberts: Inicialmente después de la batalla, Cumberland, que es el hijo del Rey, fue apodado el "Carnicero", porque no tuvo clemencia. Ellos fueron a matar. Después, encarcelaron a los jacobitas - muchos en lo que llamarían prisiones abiertas. En nuestra versión, es una prisión cerrada. Lo interpretamos en un contexto ligeramente diferente, más cerrado; Jamie tiene que escapar.

The Clanranald Trust of Scotland, un grupo que recrea los acontecimientos históricos,  interpretó a muchas de las personas caídas como consecuencia de Culloden. "Han estado con nosotros desde la primera temporada," dice Balfe. "Viven y respiran la cultura de las Highlands escocesas hasta nuestros días." 


BHT: En esta temporada, Escocia -donde Jamie vive sin Claire y a donde ella eventualmente regresa - no es la misma de las dos temporadas anteriores. 
Balfe: Sí. En una escena Claire mira un lugar en Edimburgo y comenta que la última vez que estuvieron allí estaban todos los generales y Bonnie Prince Charlie. Cuando regresa la gente está hundida y se los ha despojado de su cultura en muchas maneras. Lo vemos a través de Jamie y sus compañeros - hombres buenos que fueron soldados o terratenientes, y que ahora están relegados al mercado negro y a existir en los márgenes de la sociedad.
Roberts: Queríamos mantenernos fieles al hecho de que después de Culloden tuvo lugar una limpieza que prohibió las gaitas, los tartanes, los kilts - esencialmente prohibieron el estilo de vida escocés. No, borra eso, no fue el estilo de vida escocés, fue el estilo de vida de las Highlands. Porque los escoceses lucharon en ambos lados. En el campo de batalla hubo muchos escoceses de las lowlands luchando por lo que esencialmente llamarías británicos. No fue necesariamente escoceses contro ingleses. Fue una pelea entre dos monarcas. "¡Nuestro rey es mejor que el suyo!" Los jacobitas querían instalar a los Estuardo como los legítimos reyes, y los Hannover querían mantener su trono. En la tercera temporada ningún escocés usa kilt. No tenemos gaitas. No hay tartanes. Nos deshicimos de todas las armas, porque se consideraba un delito que un highlander tuviera armas - pistolas, revólveres o mosquetes. Reflejamos eso. Es parte del desarrollo de la historia más adelante; la limpieza y lo difícil que todo.

BHT: Jamie fue un líder para su gente. ¿Cuál es su pelea ahora que la guerra ha terminado?
Heughan: Jamie fue a Culloden a morir con sus hombres. Cuando despierta en el campo de batalla, tiene que encontrar un nuevo propósito para vivir, pero ahora no puede, porque es un proscrito. Es un momento muy difícil, así que sí,  él es un fugitivo y asume muchas personalidades diferentes antes de poder establecerse, muchos años más tarde, en Edimburgo. Es un camino realmente interesante el que atraviesa. Creo que, en última instancia, se trata de que él encuentra un propósito, y se convierte nuevamente en un rebelde, pero de una manera diferente. Lo hace a través de la literatura. 
Roberts: Con el tiempo, él encuentra que la única cosa a la que puede aferrarse es a la liberación de Escocia en su manera de pensar. Se convierte en un rebelde, un traidor en cierto modo; pero no puede luchar en la misma forma que normalmente lo hacía, por lo que toma papel y tinta y se convierte en impresor. Comienza imprimiendo material sedicioso en la forma en que Thomas Paine o alguien en Estados Unidos hubiera empezado a imprimir folletos. Paul Revere también lo hizo. Utilizaron la prensa para dar a conocer sus palabras, y eso es lo que Jamie hizo en su momento. 

BHT: En su tiempo, la década de 1960, Claire se convierte en una innovadora cirujana, pero aún así elige regresar a mediados de 1700. 
Balfe: No importa en qué tiempo se encuentre, Claire es una mujer que rompe barreras. Siempre he sentido que la mejor versión de sí misma es cuando regresa a 1700. Así que es interesante ver a esta extraordinaria mujer abrirse camino en la escuela de medicina (en la década del 50) y luchar contra el patriarcado y luego tomar la decisión de regresar a una época que, presumiblemente, pensamos que es mucho más patriarcal. Y, sin embargo, se encuentra en cierto modo, en una posición mucho más cómoda en ese entonces. 

BHT: ¿Es eso lo que hace tan atractivo al duro y peligroso pasado? ¿La sensación de que es más una meritocracia? 
Balfe: Supongo que Escocia, en ese momento, después de toda la agitación social, se reinventa, como todas las sociedades lo hacen constantemente. Así que creo que, cuando ella regresa, hay una sensación de que si eres una persona trabajadora y tienes la ventaja de ser inteligente y valiente, puedes hacer cualquier cosa. Tal vez pensamos en la sociedad moderna, donde las cosas están mas resueltas, y es más difícil rebelarse contra el sistema. 
Roberts: La maravillosa yuxtaposición es que ella viene de una época turbulenta en Estados Unidos. Es 1968. Allí está el movimiento de derechos civiles. Y ella es mujer. Aún no ha golpeado realmente el movimiento feminista, así que mostramos que ella va a la Escuela de Medicina de Harvard y es menospreciada. Incluso a su esposo, Frank, le molesta que ella se convierta en doctora. Cuando ella regresa, es una sanadora, y es respetada, pero aún estamos en esa época. Ella continúa siendo una mujer en una época en que las mujeres solo eran consideradas madres que debían mantener la casa. En la serie no nos alejamos de eso.

Claire encuentra a Jamie investigando en documentos históricos con ayuda de su hija Brianna (Sophie Skelton) y el historiador Roger Wakefield (interpretado por el actor escocés Richard Rankin).

BHT: Cuando BHT habló con Diana Gabaldon, la autora de las novelas, ella dijo que era mérito del espíritu escocés que realmente no hubieran conseguido borrar la cultura de las Highlands. 
Heughan: Sí, absolutamente. Es una cultura muy vibrante y creo que, incluso ahora, se siente profundamente en la gente. Aún se habla de independencia y hay un estado constante de, no inquietud, sino de la posibilidad de que podría haber algo mejor. Supongo que Escocia siempre ha sido considerada la más débil, y somos bastante buenos haciendo eso.
Balfe: Creo que han hecho todo lo posible. La personalidad y la cultura escocesas son muy fuertes, pero creo que experimentaron un hundimiento - ¿es esa la palabra correcta? - durante tanto tiempo. No fue hasta 1800 que se les permitieron otra vez los kilts y tartanes, y fue decidido por los británicos para la visita del Rey [visita del Rey George VI a Escocia en 1822]. Así que sí, no fueron capaces de anular por completo esa cultura, pero lo hicieron muy difícil para los escoceses durante muchos, muchos años.

BHT: Claire es nuestra entrada al mundo de Escocia en 1700. Viajar al pasado, sabiendo lo que va a pasar, es la fantasía de todo estudiante de historia. 
Balfe: Creo que ahí está la belleza de la historia que creó Diana. Todos queremos jugar con el "¿Qué pasaría si...?" de la historia, y qué harias tú. Claire es una gran heroína por esa razón, porque viene armada con tan tantas habilidades útiles para el pasado - no solo es una sanadora, ella tiene la ventaja de haber tenido un esposo historiador, así que tiene mucho conocimiento histórico.
Roberts: Esa es la forma en la que contamos la historia. Claire es la audiencia. Ella es nuestros ojos en el mundo porque es la persona más contemporánea que tenemos. Se le permite tener ciertos pensamientos. Se le permite estar un poco fuera de tiempo (en 1700), hacer algo que es ligeramente fuera de tiempo, como tomarse de la mano, demostrar afecto en público o hacer cualquier pequeña cosa como esa. Está bien si lo hacen Jamie y Claire, pero si otros personajes lo hacen, entonces está mal.

Heughan acerca de la creciente colección de cicatrices de su personaje: "¡Es ridículo!" se ríe. "A medida que Jamie envecece, tiene más experiencias, y se agregan cicatrices.  Espero que la gente aprecie que él ciertamente ha vivido bastante."

BHT: Sam, tu interpretas a un hombre de hace 200 años atrás. Sin embargo a él le gusta que su esposa sea una persona extraordinaria. 
Heughan: Sí, en cierto modo él tiene visión de futuro, y a veces muestra fácilmente sus sentimientos. Es una persona bastante decente, y creo que casi podría encajar en la sociedad moderna; sin embargo, hay momentos es que todavía es un hombre de su tiempo, y tiene un código moral y una manera tradicional de hacer las cosas. Esos son los momentos en los que él y Claire realmente chocan, y los vemos a lo largo de cada temporada, desde la primera. En esos momentos chocan pero aprenden uno del otro. Ella aprende de su tiempo y de quién es él, y él aprende que hay otra manera de hacer las cosas, una forma mas innovadora.

BHT: La historia que abarca la serie le llega a mucha gente. Al igual que la cultura se ha extendido por todo el mundo - los Highland Games, por ejemplo, están en todas partes. 
Balfe: Soy irlandesa y pasamos mucho tiempo aprendiendo nuestra propia historia, así que no era en absoluto consciente de la complejidad de la historia escocesa. Fue realmente interesante para mí aprender todo sobre esto y sobre los demás puntos sutiles de la historia escocesa durante las últimas temporadas.
Roberts: La serie se está trasladando al sur de Estados Unidos y estoy comenzando a hacer mucha investigación sobre su historia, y encontré que uno de los Highland Games más importantes del mundo está en Carolina del Norte. Cuando hablan del grito rebelde de la Guerra Civil Americana, la carga, si lees una descripción acerca de eso, estás leyendo acerca de una típica carga de las Highlands. Descubres que muchos de los soldados de la Confederación tenían ascendencia escocesa.
Algunos de los mejores gaiteros del mundo ya no son de Escocia. Son de Canadá, Estados Unidos, India, Birmania. Están en todo el mundo debido a que los escoceses fueron expulsados de las Highlands y trasladados a expandir el Imperio Británico. Trajeron su cultura a estos lugares.
Heughan: Estuvimos filmando en Sudáfrica, e incluso allí, hay grandes lazos con los escoceses. Personas que han sido enviadas allí - a Australia, América, Canadá. Esa es una de las cosas que atrae de la serie: la gente está interesada en la historia de su pasado. Y no sólo eso, tengo que añadir, fue particularmente noble. Hubo mucha esclavitud, y los escoceses definitivamente estuvieron presionados de muchas maneras.

BHT: Cuando los prisioneros jacobitas son enviados al Nuevo Mundo es tratado esta temporada. 
Roberts: El traslado que reflejamos - los escoceses de las Highlands fueron trasladados como sirvientes contratados a diferentes colonias para ayudar en la expansión de las mismas. Los ingleses, o los británicos, encontraron que los escoceses eran combatientes tan feroces que podían ir a vivir de la tierra, y no se quejaban. No querían ir a la cárcel o ser señalados como traidores, así que en su lugar fueron a expandir nuevos mundos. Utilizamos esa historia. Ahí es cuando realmente funciona, cuando encuentras la historia que encaja perfectamente con tu historia.
Heughan: Es increíble lo lejos que ha llegado la cultura escocesa y lo mucho que esta pequeña parte del mundo ha afectado al resto. 

4 de septiembre de 2017

#DailyLine (Adelanto) Libro Nueve: perros, ciempiés y nombres. [SPOILERS]

Fuente/Source: Diana Gabaldon






#DailyLines #LibroNueve #VeYDileALasAbejasQuePartí #VueltaAlTrabajo #UnVeranoMuyOcupado #UnaSemanaParaLaTemporada3

El nuevo perro de caza olfateó enérgicamente entre las crujientes hojas, moviendo la cola de un lado a otro como un metrónomo.

"Me pregunto si puedes entrenar a ese tipo de perro para cazar cosas específicas," pregunté. "Quiero decir, sé que estos perros son para cazar mapaches, pero ella claramente no está buscando mapaches en este momento."

"Ella no es un perro para mapaches, pero supongo que no se le escaparía uno. ¿Qué querías que cazara, Sassenach?" me preguntó Jamie sonriendo. "¿Trufas?"

"Necesitas un cerdo para eso. Y hablando de cerdos......¡Jemmy! ¡Germain! ¡Tened cuidado de los cerdos y estad atentos de Mandy!" Los chicos estaban en cuclillas en un pino, cogiendo fragmentos de cortezas como piezas de un rompecabezas, y ante mi llamado, giraron vagamente sus cabezas.

"¿Dónde está Mandy?" grité.

"¡Ahí arriba!" contestó Germain señalando hacia arriba. "Con Fanny."

"¡Germain, Germain, mira, tengo un milpiés! ¡Uno grande!

Ante la llamada de Jem, Germain perdió instantáneamente el interés en las chicas y se puso de cuclillas al lado de Jem, escarbando entre las hojas secas.

"Será mejor que vaya a ver, ¿no crees?" pregunté. "Los milpiés no son venenosos pero los ciempiés grandes tienen un mordisco desagradable."

"El muchacho sabe contarr" me aseguró Jamie. "si él dice que tiene mil pies estoy seguro que es así, sumando o descontando algunos pies, más o menos." Emitió un corto silbido y el perro miró alertado hacia arriba instantáneamente."

"Ve a buscar a Frances, a nighean," extendió un brazo, señalando cuesta arriba, y el perro ladró una vez y saltó por la ladera rocosa haciendo saltar hojas amarillas debajo de sus ansiosas patas.

"¿Piensas que ella....?" comencé pero antes de que pudiera acabar, oí las voces de las chicas más arriba, mezcladas con los emocionados gritos de saludo de Bluey. "Oh. Entonces sabe quién es Frances."

"Por supuesto. Nos conoce a todos- pero Frances le gusta más." Él sonrió un poco ante la idea. Era cierto; Fanny adoraba al perro, y pasaba horas cepillándole, quitándole garrapatas de las orejas, o acurrucada al fuego con un libro, con Bluebell roncando plácidamente a sus pies.

"¿Por qué siempre la llamas Frances?" le pregunté curiosa. "Todo el mundo la llama Fanny- y llegados al caso, ella misma también se llama así."

"Fanny es un nombre de prostituta," contestó tenso. Viendo mi aspecto sorprendido, su expresión se relajó un poco "Sé que hay mujeres respetables con ese nombre. Pero Roger Mac me contó que la novela de Cleland todavía se imprime en tu época."

"Cleland....oh, John Cleland, quieres decir ¿Fanny Hill?" Mi voz se elevó ligeramente, menos sorprendida, de que el famoso y pornográfico Memorias de una mujer del placer estuviera en vigencia doscientos cincuenta años después - después de todo, algunas cosas nunca pasan de moda-, que el hecho que lo hubiera estado discutiendo con Roger.

"Y él dice que la palabra es un....vulgarismo... para las partes íntimas de la mujer," añadió con el ceño fruncido.

"Bueno, sí," admití. "O para el trasero de alguien, depende de si eres de Gran Bretaña o América. Pero ahora no tiene ese significado, ¿verdad?"


"No lo sé," admitió a regañadientes. "Pero aún así- Lord John me contó una vez que "Fanny Laycock" es un término inglés para prostituta." Frunció las cejas. Me pregunté -su hermana le dio el nombre de Jane Eleonor Pocock. Pensé que quizá no era su verdadero apellido, más bien un ... un..."

"¿Nom de guerre?" sugerí secamente. "No debería sorprenderme. ¿"Po" no significa orinal hoy en día?"

"¿Orinal?" preguntó sorprendido. "Por supuesto."

"Por supuesto" murmuré. "Dejando esto a un lado- si Pocock no era su apellido real, ¿piensas que Fanny -er Frances-  sabe cuál es?"

Sacudió la cabeza un poco preocupado.

"No quería preguntarle" dijo. "No ha vuelto a hablar sobre -lo que fuera que le pasó a sus padres, ¿verdad?"

"Conmigo no. Y si lo hubiera comentado con alguien más, creo que nos lo hubieran dicho a tí o a mí."

"¿Crees que lo habrá olvidado?"

"Creo que no quiere recordar, que no es lo mismo."

Él asintió y anduvimos en silencio durante un rato, dejando que la paz del bosque se asentara con la lenta lluvia de hojas. Podía escuchar las voces de los niños a través del crujido de los castaños, como el canto pájaros lejanos.

"Además," dijo Jamie, "William la llamó Frances. Cuando me la entregó."